Home
La necesidad de una sanidad universal en España
Lunes, 30 de Octubre de 2017 11:09

Según el último informe de la Red de denuncia y resistencia al Real Decreto 20 de abril de 2012 hay ahora cerca de 3800 personas residentes en España que no han podido acceder al Sistema Nacional de Salud Pública.

En esa fecha el mundo sanitario se veía conmocionado. Ese día el Gobierno aprobaba en Consejo de Ministros el Real Decreto-Ley 16/2012 (RDL) que imponía una profunda modificación del modelo sanitario español. Esta reforma se adoptaba de espaldas a la sociedad, haciendo uso de una vía legislativa excepcional –reservada para situaciones de urgencia– que permitía sustraer la medida del previo debate político y social. Así, sin contar con la opinión del sector profesional ni consultar a las principales organizaciones sociales, el Ejecutivo cambiaba drásticamente las bases del Sistema Nacional de Salud (SNS) que de forma gradual y consensuada se había venido cimentando desde la Ley General de Sanidad de 1986 en torno a los principios de universalidad, prevención, descentralización y redistribución.

 

El RDL revertía de un plumazo décadas de avance en la construcción de una sanidad más inclusiva y solidaria. Señalando a la población migrante en situación irregular como responsable de un supuesto abuso del sistema –sin aportar jamás datos que así lo demostraran– la excluyó del SNS, arrebatándole su derecho a la asistencia médica normalizada. No fue este el único colectivo afectado. Personas con ciudadanía comunitaria o aquellas de avanzada edad que forman parte de un proceso de reagrupación familiar también se quedaban fuera. Se trataba de una regresión de derechos injustificable. Y prendió la indignación.

Por todo esto, y a iniciativa de REDER se acaba de suscribir el "Pacto político y social por un sistema nacional de salud público y universal" por parte de las principales organizaciones profesionales sanitarias, como las Sociedad Españolas de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), la de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), la de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) o la Asociación de Enfermería Comunitaria. También lo han ratificado losprincipales sindicatos (CCOO, UGT y USO). Por su parte, la mayoría de los grupos políticos -PSOE, Podemos, En Comú Podem, En Marea, Izquierda Unida, PNV, Compromís, ERC, PdCat, Nueva Canarias y EH-Bildu- se comprometen a adoptar las medidas legislativas necesarias para desarrollar los objetivos del Pacto.

Enlace del l pacto: https://reder162012.org/images/Pacto2017/Pacto.pdf

Enlace al útimo Informe, octubre 2017

Descárgate el Manifiesto completo aquí