Home Actualidad Declaración de la sociedad civil Africa - UE
Declaración de la sociedad civil Africa - UE

Con motivo del Tercer Foro Intercontinental África-UE de la Sociedad Civil, que se celebró en Túnez, del 11 al 13 de julio de 2017, organizado en el marco de la Estrategia Conjunta África-UE (JAES) se aprobó una declaración que debe informar a los gobiernos tanto africanos como europeos de las prioridades de la sociedad civil en la Cumbre de África-UE que se celebrará en noviembre próximo. Esta declaración quiere cubrir más asuntos y tratar otros de diferente forma, a los de las migraciones y asuntos securitarios como pretende hacer la delegación europea.

La declaración final refleja muchas de las prioridades sindicales para promover el trabajo decente y el diálogo social en la JAES.

Los debates del Foro que precedió a la Declaración, se estructuraron en torno a cinco grupos temáticos: prevención de conflictos, consolidación de la paz y refugiados; desarrollo humano; un futuro sostenible para nuestro planeta; trabajo decente, protección social universal y desarrollo socioeconómico sostenible; y gobernanza democrática y participación cívica. El Foro reunió a organizaciones de la sociedad civil de ambos continentes para discutir las prioridades futuras a la luz de los desafíos y oportunidades externas a nivel mundial y regional y hacer recomendaciones específicas para transmitir a los Jefes de Estado y de Gobierno y a las instituciones africanas y europeas, en vistas a la quinta Cumbre África-UE, en Abidján (Costa de Marfil) los días 28 y 29 de noviembre de 2017.

Las sesiones plenarias y los grupos de trabajo del Foro resultaron en una Declaración Final [Inglés – Francés – Español]. Esta declaración refleja diversas prioridades sindicales, a destacar:

  • Promover la Agenda del Trabajo Decente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como elemento esencial de la JAES, tal y como han reconocido los convenios y normas del trabajo básicas de la OIT y otros marcos internacionales, en estrecha colaboración e interrelación con la sociedad civil, en el marco de un entorno favorable que permita la libertad sindical y la negociación colectiva.
  • Involucrar a la sociedad civil en la implementación y vigilancia del Plan Europeo de Inversiones Exteriores (PIE), la armonización y en asociaciones del sector público y privado, que deberían atenerse a las prioridades de desarrollo nacional y no contribuir a la privatización de servicios públicos básicos. La AOD debe seguir actuando en pro del desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza, y no transformarse en un subsidio para las empresas.
  • Priorizar la movilización de recursos nacionales reforzando los sistemas impositivos nacionales, luchando contra la evasión fiscal, los flujos financieros ilícitos y la corrupción, velando por que los agentes del sector privado locales e internacionales pagan los impuestos que les corresponden, y cancelando las deudas ilegítimas.
  • Promover la creación de empleos decentes y la empleabilidad mediante iniciativas económicas, tales como pequeñas y medianas empresas (pymes) y cooperativas, mejora de competencias, emprendimiento, formación continua, educación universal, formación profesional inclusiva, ciencia, tecnología e innovación, y la transición de una economía sumergida a una oficial.
  • Priorizar las necesidades concretas de los jóvenes, lo que incluye crear oportunidades de empleo dignas, evitar la fuga de cerebros y el trabajo infantil; las necesidades de las mujeres, para lo que será necesario también luchar contra la discriminación; y adaptar el mercado laboral para dar acceso a personas con discapacidad y, de manera general, a todas aquellas personas que sufren discriminación en el acceso al mismo.
  • Llevar a la práctica los compromisos en materia de igualdad de género para, en concreto, formalizar el trabajo remunerado y no remunerado de las mujeres, reducir la brecha salarial de género, e introducir un salario digno y medidas destinadas a promover la igualdad de acceso a la protección social, para así garantizar el respeto de los derechos de las mujeres, lo que incluye la protección de la maternidad.
  • Apoyar unos sistemas y niveles mínimos de protección social universal, asequible e inclusiva, que incluya un seguro médico y una atención sanitaria básica comunitarios, y servicios de salud sexual y reproductiva, agua potable y saneamiento, y acceso universal a energías renovables asequibles.
  • Desarrollar los marcos obligatorios, como el Tratado sobre Derechos Humanos y Empresas de Naciones Unidas, para garantizar la rendición de cuentas y la observancia por parte de las empresas transnacionales de los derechos laborales y sindicales, los derechos humanos y las normas medioambientales en todas las cadenas de suministro a escala mundial.
  • Promover estrategias de integración regional en Europa y África y crear un entorno favorable para la transformación económica y estructural, que contribuya a una industrialización de África basada en materias primas.
  • Defender, apoyar y respetar la autonomía y el rol de los interlocutores sociales (sindicatos y organizaciones empresariales) garantizando su participación en la concepción e implementación de las reformas y políticas pertinentes, también reforzando la eficacia del diálogo social a todos los niveles, lo que contribuye a la negociación colectiva.
  • Dar prioridad a las políticas e inversiones en servicios públicos, tales como la sanidad, la educación y la protección social para todos, situándolas en el eje de la Asociación África-UE.
  • Invertir en servicios públicos y regular la competencia en el sector privado para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  • Promover modelos económicos sostenibles, que incluyan la ruralización (fortalecimiento de las comunidades rurales), mediante la sensibilización, una educación global, el intercambio de conocimientos y formación sobre localización de economías, empleos verdes y agricultura local sostenible, además de sobre otros sectores emergentes, tales como la economía solidaria, social y asistencial.
  • Estimular la participación social en acuerdos comerciales internacionales mediante la implantación de comités consultivos mixtos, controles parlamentarios, capítulos de desarrollo sostenible y mecanismos conjuntos de seguimiento, que respeten los principios de la OIT, el ODS 10 y la Agenda 2063 de la Unión Africana.

Más información sobre la Estrategia Conjunta África-UE (JAES) y el Foro de Túnez, aquí.

Declaración:
http://www.ituc-csi.org/IMG/pdf/foro_osc_africa-ue_declaracion_final_12_julio_2017.pdf